Reseña #54: El despertar de las hadas - Anna Kholodnaya


En su decimoctavo cumpleaños, Dana solo pide un deseo: que nada cambie. Es feliz viviendo con sus tíos, saliendo con su novio y leyendo sus libros. No necesita nada más. Lo que Dana no sabe es que toda su vida se ha basado en una mentira y esa misma noche va a descubrir cual es su realidad. Dana es un hada y la conversión está a punto de empezar. Su vida anterior y su nueva vida son incompatibles. ¿Cuál elegirá?


Vale, voy a ser franca: no voy a negar que con esta novela he tenido sentimientos encontrados, porque los he tenido, pero lo que si voy a dejar en claro es una cosa, y es que nunca antes había leído una novela que se pareciera tanto a un resumen. Bueno… es verdad que las escenas están algo desarrolladas y que me ha gustando bastante el concepto de la trama, pero desde mi punto de vista falta meter más chicha.

En cuanto nos sumergimos entre sus páginas nos encontramos con Dana, una chica normal y corriente que vive con sus tíos; una adolescente que acaba de cumplir la mayoría de edad y está emocionada con ello.  Desperezándose en la cama, se levanta. Hace lo que cualquier persona haría un día cualquiera: desayunar, pedir regalos (si los hubiera) y soplar las velas. Sencillo, ¿no? ¿Quién iba a sospechar que algo estaba fuera de lugar?

Pero era el día. El día en que Dana iba a volver con los suyos. Nadie sospechaba nada: ni sus tíos, ni su novio. No entraba en sus perfectos planes bien cuadriculados. Simplemente estaba destinado a suceder.

Un vestido con la espalda destapada. Una gruta escondida tras una cascada. Y polvo mágico. Tres elementos que catapultarán a Dana a un mundo donde nada es lo que parece.


Mientras iba leyendo, me daba cuenta de que la acción pasaba demasiado deprisa. Todo en realidad. Como bien dijeron mis compañeras del club en el grupo de WhatsApp: parecía que entre capítulo y capítulo nos habíamos saltado uno entre medias. Faltaban cosas por aclarar. Y yo misma comenté también en dicho club: la autora, más que mostrarnos este nuevo mundo, lo que hacía era contar. De ahí que pensase que estaba leyendo un resumen largo.

Para mi desgracia, tampoco enfaticé con la protagonista. Al principio me pareció un poco caprichosa, cosa que dejé pasar pues aún quedaba libro por delante. Pero no. Ni al principio ni al final. De echo, me la imagino igual que campanilla: gruñona y un poco inconformista; Leo, el chico que llegó al mismo tiempo que Dana al valle de las hadas, me parecía incluso más razonable y que tenía incluso más trasfondo que la propia protagonista. Pero a pesar de todo, he logrado disfrutarlo. La autora hace guiños graciosos sobre las películas disney, aunque solo una vez y de una película concreta. 

Es una novela que sirve para matar el tiempo. Ni más ni menos. La verdad es que me ilusioné cuando Folloner@s Club propuso leer esta novela. No conocía a la autora de antes y quería abrir horizontes. Pese a la decepción que me he llevado en cuanto a estructura (porque pese a que tiene un ritmo apresurado, estoy segura de que si practicara su escritura mejoraría mucho, tiene buena pluma que tiene que moldear; aún está un poco áspera) no descarto del todo a la autora y desde mi blog la animo a que siga escribiendo. 

Reseña #53: Hana to Akuma - Hisamu Oto


Hace varios años, el demonio Vivi decidió abandonar el reino de los demonios e ir a vivir al mundo humano para matar el tiempo. Un año después, frente a la puerta de su mansión, encontró a un bebé abandonado; y llevado por un capricho decidió quedárselo. Años más tarde, ese capricho se ha convertido en algo más problemático, pues el bebé es ahora una dulce chica de catorce años llamada Hana, quien siempre anda a su alrededor. Vivi se ha dado cuenta que su apacible y letárgica vida en la Tierra ya no será tan simple como suponía.


SOBRE EL ANIME:
Título: Hana to Akuma | Título original: 花と悪魔 
Género: Shojo, Romance, Sobrenatural
Autor: Hisamu Oto | Nº de tomos: 10 
Estado: Terminado Año: 2007-2010 

La verdad es que estoy muy emocionada porque con esta reseña tan especial inauguro una sección más en el blog, donde os hablaré de los mangas que vaya leyendo y los animes que vaya viendo.

Jamás pensé que pudiera gustarme tanto algo así. Nunca me habían llamado la atención los cómics, y mucho menos los mangas, pero os voy a contar un secreto: cuando terminé al fin los exámenes de la universidad, me tiré como una semana aplastada en el sofá, aliviada de que por fin hubiera acabado este primer año. ¿Y que hice? Ver por primera vez un anime. Aunque es verdad que comencé hace un año a ver doramas (otro gran secreto escondido), sentía la necesidad de ver algo diferente y cuando vi Kamisama Kiss no me quedó más remedio que probar este nuevo mundo. Algo de lo que no me arrepiento.

Dejé aparcado ese gran anime para leer sus tomos con más calma, pues el anime me tocó fondo, y me embarqué a la aventura con Hana y Vivi, la pareja protagonista de Hana to Akuma, un superventas en Japón por lo que he estado investigando.

Esta serie tiene un total de diez tomos, pero tiene la gran ventaja de que se lee muy rápido al tener una lectura tan ligera. La verdad es que me asusté al principio por la cantidad, pero después me di cuenta que le leían como pipas, uno detrás de otro.


Se leen rápido sí, una vez que aprendes a leer según la manera tradicional, es decir, de derecha a izquierda, todo lo contrario a como nosotros leeríamos las viñetas normalmente. Incluso el formato es curioso: cuando nosotros comenzamos a leer cualquier libro, lo hacemos abriendo la tapa delantera; pero ellos comienzan a leer también al revés, abriendo la tapa trasera, como si fuese escritura árabe. 

En el primer tomo me hice la picha un lío. Aunque sabía que había que leerlo al revés, no me habituaba. Me confundía de viñetas, incluso de diálogos. Leía primero los que venían después y después los que venían primero... En fin, un desastre. Estuve a punto de abandonar la lectura porque me frustraba. Menos mal que no lo hice y mi hermano me salvó justo a tiempo.

La historia comienza con Vivi, el demonio más joven en ser proclamado duque. Un demonio al que no le interesa la política y se aburre tremendamente en el mundo demoníaco, por lo que decide ascender al mundo de los mortales para matar el tiempo.
Si os habréis leído la sinopsis, a lo mejor creéis que Vivi se ha convertido en algo parecido a un padre adoptivo, un hermano mayor... pero no. Vivi proteje a Hana. Desde bien pequeñita ha tenido siempre un ojo puesto en ella, porque ya sabéis, los niños se meten en muchos líos. Se preocupa por ella. Le da una educación. Los humanos que ven a Vivi no entienden que es lo que ve Hana en él para que le quiera tanto. Pero Hana ve mucho en él que incluso sus amigos no ven, como su bondad...Que no niego que la tenga, pero le cuesta salir a flote.
La verdad es que aparecen bastantes personajes, pero los más importantes los podéis ver a continuación:


Ya os he hablado un poco de Vivi, os he contado que es un demonio que acoge a Hana, el bebé humano que se encontró abandonado en la puerta de su casa un invierno frío y que se quedó por puro capricho. Sigo: tiene 200 años y es un descendiente directo del Rey Demonio. Lo que Vivi parece no comprender es que los niños crecen, y cuando Hana se hace mayor, comienza a tener unos sentimientos a los que no puede poner nombre. Sobre todo cuando Hana se convierte en ocasiones en Nigou, su versión adulta de 17 años, gracias a una pócima mágica.  No puede parar ese torrente de sentimientos que le inclinan a veces a hacer acciones de forma insconsciente y ser sobreprotector con ella.

Hana es la niña humana que persigue a Vivi, y que siempre que puede le regala una flor. De hecho, Hana significa flor, porque según las palabras textuales de Toni:

"Cuando la gente dice una sonrisa como una flor, deben referirse a algo como esto"

Por eso la llamaron Hana. La verdad es que es un nombre dulce, tanto como ella. La verdad es que de pequeña era todo un bombón. No tenéis más que verla 😍 


Ha vivido siempre con Vivi, por lo que le profesa un amor incondicional. En la gran mayoría de los tomos, adopta una apariencia de 14 años. Tiene como mascotas un gato negro que encontró enfermo un día en la mansión y un ave hecha por Vivi de su propia sombra para protegerla. 

Hasta que no entra en juego cierto personaje, no se da cuenta de sus sentimientos por Vivi. Sentimientos que sufre por ellos ante el temor de no ser correspondidos.

El manga nos narra su historia desde que nace hasta que muere.

Dentro de los personajes secundarios, nos encontramos con el mejor amigo de Vivi, Velten, un demonio al que le gustan todas las mujeres; Eleanor, la prometida de susodicho mujeriego; Toni, sirviente de Vivi quien también tiene la edad de 200 años; Ayame, una humana en deuda con el duque; y Momo, el amigo humano que hace Hana un día que van ella y Vivi a tomar un té al exterior del castillo.

En definitiva, es un manga que no puedes perderte si te gusta la mezcla de romance y sobrenatural. Y tiene un final que te pega fuerte, con una enseñanza que te deja trastocado. 
Me encantó la trama principal. Por supuesto, en el proceso pasan cosas... un pupurri de sentimientos que me encantó y que si quieres saber de qué trata, no tienes más remedio que leerlo (no todo es romance, ojo, hay escenas muy divertidas).

Lo recomiendo encarecidamente 👍👍👍

Reseña #52: Mierda en mis Zapatillas - Lorena Pacheco


La oveja negra ha vuelto a casa, y sus zapatillas aún tienen mucha mierda que pisar.
Cuatro años atrás, Hanna se fugó con un hombre mayor. Ahora regresa con el orgullo herido y la intención de retomar las riendas de su vida. No será fácil. El rechazo de su hermano, la actitud prejuiciosa de los lugareños, y sus propias inseguridades, le harán la vida imposible, incluso cuando un nuevo amor llame a su puerta. 
Dependerá de ella ganarse el perdón que añora y lograr reconectar con su pasado. Por suerte, cuenta con la ayuda de Raquel, la novia de Burke, y la mejor terapeuta del pueblo: la vaca Matilda.


En esta divertidísima segunda entrega de Mierda en mis Tacones, somos testigos de cómo  ha ido creciendo la relación entre Raquel y Burke, pero ya no son la pareja protagonista. Eso sí, me ha alegrado mucho volver a saber de ellos. Sobre todo cuando descubrí lo que venía en camino.

Hanna es la protagonista de esta continuación: la oveja negra de la familia. Una joven que regresa a casa después de cuatro largos años viviendo en París con un hombre embaucador mayor que ella.

Sí. La verdad es que me dio la impresión de que esta novela iba a dar mucha chicha que leer, y sí, señoras y señores, aquí hay para dar y tomar.

Después de mucho pensarlo, Hanna vuelve al lugar donde nació y creció, un pueblecito alemán con un olor a granja y a animales que podría derribarte de un golpe. La culpa y los remordimientos la carcomen por dentro. Ella se escapó sin decirle una palabra a nadie, ni siquiera a su mejor amiga Emma. No sabe lo que va a encontrarse una vez que vuelva a mirar a sus padres y a su hermano a la cara. Será como si ahora que vuelve a casa, le de a play para que la cosa continúe como hace cuatro años.

Allí se encontrará con Raquel, la mujer de su hermano mayor, y quien encima está embarazada. Es la que mejor la acoge y de la que más apoyo recibe.

También se encontrará con multitud de personajes que la harán recapacitar de una manera o de otra: Pol, el cocinero cotilla que al igual que Raquel la recibe con los brazos abiertos; los gemelos Kai y Axel que trabajan en las reformas del hotel de Raquel y Burke…



Me ha encantado la forma que tiene Lorena de narrar las escenas. Es como si a través de sus palabras nos catapultase de lleno a la historia. Es fresca y divertida, y entre sus páginas se revuelven multitud de sentimientos, con una escala de grises tan rica y variada que bien podría estar el protagonista riéndose como al segundo siguiente ponerse a llorar (quienes habéis leído esta novela, y para los futuros lectores que se embarquen en esta nueva aventura, seguro que coincidiréis conmigo en que sólo una de las protagonistas tiene esa bomba de hormonas) 🙈

La novela tiene escenas muuuy divertidas, creo que incluso más que la entrega anterior. Y, por supuesto, no podía faltar un romance. Un romance dulce que se va desarrollando a patadas prácticamente. Pero no solo me ha gustado este aspecto, sino también el hecho de que conocemos más a fondo a los demás personajes. Y por supuesto la ambientación. Casi podía oler desde mi cama el olor a barro y a campo que desprendían sus hojas.

En definitiva, una novela que junto a Mierda en mis Tacones NO puede faltar en tu librería.

Gracias a Escarlata Ediciones he podido disfrutar de Hanna y Raquel, por lo que les agradezco que me hicieran la propuesta de organizar una LC de esta magnífica historia; a Lorena Pacheco, la autora, por estar presente durante toda la lc vía Twitter e intercambiar comentarios con las participantes; y por último dejo a las mejores, las que han dado vida con su entusiasmo a una lectura que para mí se ha convertido viral y que recomendaré encarecidamente a todo lector con el que me encuentre: las participantes. Sin vosotras no creo que se haya podido llevar a cabo esta lectura conjunta.


Reseñas de las participantes:

Reseña #51: Mierda en mis Tacones - Lorena Pacheco


Cuando el guapo y millonario jefe de Raquel, con el que además se acuesta, le pide que vaya a un pequeño pueblo de Alemania con la misión de abrir un nuevo hotel, ella no puede negarse. 
Pronto se dará cuenta de que aquello no se parece en nada a su amada Barcelona. No le quedará más remedio que aprender a lidiar con animales de granja, lugareños de lo más pintorescos y el insufrible encargado de las obras, dispuesto a sacarla de quicio a la mínima ocasión. 
Los tacones de Raquel no están hechos para pasearse por el culo del mundo, pero esta chica con carácter y sin pelos en la lengua no se rinde jamás. Le espera una experiencia que pondrá a prueba su fortaleza, pero que la ayudará a encontrarse a sí misma. Porque a veces es necesario llenarte de mierda para conseguir lo que quieres.


Tengo que decir que cuando le dije a mi madre que iba a leer esta novela, la pobre mujer flipó en colores cuando leyó su titulo. Recuerdo que me dijo: «vaya titulo, hija» . Así, con cara rara, como si el contenido de un libro lo condicionase por como se llama 💁.

Confieso: antes de ella, había visto esta novela rulando bastante por Twitter y Facebook, y no me había llamado la atención quizá por ser tan prejuiciosa como mi propia madre, pero cuando leí la sinopsis, me decidí a embarcarme en él. Una buena apuesta, sin duda. Y todo se lo debo a la editorial Escarlata, que se puso en contacto conmigo para poder realizar la lc del segundo libro Mierda en mis Zapatillas. Me dije ¿Por qué no?. Nunca había leído a Lorena Pacheco, así que antes incluso de que empezara la lc, leí con toda la ilusión Mierda en mis Tacones. 


Raquel, nuestra protagonista, es una muñeca de ciudad, más concretamente de Barcelona. Trabaja en una importante empresa junto a su jefe, que si os habréis leído la sinopsis, sabréis que se lo tira. Para ella, Andre es todo un partidazo con el que ha ideado en su cabecita planes de vida a largo plazo, pero cuando su querido la manda a un pueblecito alemán alejado de la mano de dios para supervisar unas obras, la cosa cambia. Bueno…más bien se retuercen. 

Montones de mierda y olor a campo. Sí, nada mejor para alejarte un poco de la gran ciudad y sentir la naturaleza en todo su esplendor. O como diría Raquel: mierda en estado puro. Si si, como lo lees. Solo tienes que leer el prefacio para hacerte una idea como va a ser la estancia para Raquel.

Bueno, pues si hay que llenarse de mierda los Giuseppe Zanotti, pues que la mierda llegue hasta donde quiera.

Al principio, no podía creer lo deslenguada que era Raquel, y la cantidad de veces que podía decir la palabra mierda esta mujer. Yo, que si no hubiera sido por el prefacio me la hubiera imaginado completamente de otra manera. Un poco más modosita, no tanto como Alicia, su compañera de viaje, pero si con mucho menos genio. Pero, ¿Qué se puede esperar de alguien habituada a la vida de ciudad que la mandan a un lugar con animales de granja y con un olor asfixiante? Bueno, pues alguien muy cabreada y desquiciada.

Para mí, Raquel ha sido el mejor personaje. Por su evolución. Por su forma de hablar, porque si, ambas somos españolas y con muy mal genio.

Alicia es un puñetero bombón. Una mujer dulce que amaría vivir en el pueblo alemán. La vida de campo se amoldaría perfectamente a ella.

Allí conocerá a Burke y Adam y demás obreros de obra. Al principio, la prepotencia de Raquel hará sacar lo peor de Burke, un fornido alemán con un acento muy cerrado. Las discusiones entre ellos han hecho que estalle de carcajadas con cada página que iba pasando. 

En realidad, el libro entero hace que se genere esa atmósfera que te impide relajar las mejillas con tanta sonrisa y carcajada. Sobre todo con las situaciones tan surrealistas que somete la autora a la protagonista. Hay veces que he pensado que sus reacciones serían exactamente iguales a las mías si me soltaran en un sitio parecido. Aunque bueno…sobra decir que evitaría ir con tacones. Me asombra la agilidad de Raquel. Yo con tacones en un pueblecito con tantas piedras y ya me habría hecho una esguince fijo.

En fin… Burke también tiene un gran desarrollo en la novela, con una personalidad que me ha enamorado. Vemos sus anhelos y sus deseos, lo que le molesta y lo que le atrae como un imán, pese a que la novela esté narrada desde el punto de vista de Raquel. 

Y cuando pensaba que no podían gustarme más los personajes, llega Pol, con su fragante personalidad arrasadora. Pol es el chef que trabaja en la misma empresa que Raquel. Al principio iba un poco desconfiada con este personaje, guiada un poco por los pensamientos de la propia Raquel, pero al final ha resultado que me ha encantado. Y que este pueblo de alemania, lleno de vacas, gallinas, mierda, viejas cotorras, paletos de pueblo y más mierda es un puñetero diamante embruto.

¿Y qué más decir? Me ha encantado la ambientación, por supuesto. Una chica de ciudad que es arrojada a un pueblo rural y bastante suyo que tendrá que ponerse a prueba a sí misma es un argumento bastante prometedor.

El romance no es para nada empalagoso. De hecho, se fundamenta en un rencor y un odio que se va ibanando hasta convertirse en algo sincero. 

Pese a que Mierda en mis Tacones tiene 400 páginas, las he leído en un flus. Adictiva, con varias carcajadas aseguradas. Mi novio no suele verme leer con él, pero estaba tan enganchada a la novela que me llevaba el ereader a todas partes; y cuando me veía partirme el culo, me preguntaba: ¿De qué te ries? Y yo le contestaba: ¡De esta novela! No sabes lo bien que está.

Asi que ya sabéis. Si aún no habéis probado la pluma de Lorena Pacheco, estáis tardando.

Encuentro con Scarlett van Veen - 24/06/2017


¡Hola, hola! 🙋 ¿Que tal van esas vacaciones?

Hace muchísimo que no os traigo una entrada tan especial: Encuentros con escritores. La primera (y última) fue hace dos años, allá cuando el blog comenzaba sus andanzas. Gracias a un acto de la biblioteca de mi municipio, tuve la suerte de conocer a Eloy Moreno en la presentación de su libro Lo que encontré bajo el sofá.

Esta vez, dos años más tarde y con más de 600 seguidores (porque sí, estoy botando ahora mismo en la silla emocionada. Sin vosotros esto no sería posible 💖); y gracias a una inesperada cercanía geográfica, tuve el placer de conocer a la escritora indie Scarlett van Veen, una mujer vivaracha y con muy buen humor, y compartir a su lado un sábado por la mañana en Madrid lo que a mi parecer se me antojó una tertulia literaria entre las dos.

Hablamos de experiencias, tips, consejos, algunas cuestiones personales y sobre sus libros. Sobre todo de sus libros, que me volvieron loca por la temática que tenían todos en común. Y -carraspeo- espero no tener que dejar claro cual es, porque ya si que saco unos cuantos 🔪🔪🔪

¡ROMANCE! ¡Sí! No sabéis la alegría que me entró al cuerpo cuando esta escritora quiso que leyera sus novelas.

Queríamos haber quedado en la Feria del Libro, cuando el ambiente entre escritores, librerías y bloggers es mucho más cercano y en el aire se transpiran palabras. Pero, oye, no pudo ser. Me quedé con las ganas. Pero bueno, los exámenes son lo primero...si...(malditos exámenes que me fastidiaron la feria 😭). Hice hasta un gif en el móvil de la emoción que me corroía. En fin... el año que viene iré con las pilas cargadas. ¡ Desde hoy ya pueden temblar los puestos! 



Y volviendo al tema, que me voy por las ramas. Como podéis ver en la foto, salen dos de sus novelas que están causando furor entre las lectoras fans de van Veen: REBEL HIGH y LA RUEDA DEL DESTINO. SNAKE EYES es otra de sus novelas, la que, por cierto, le tengo muchas ganas.

Hablando con Scarlett, me di cuenta que esta última novela que he nombrado tiene mucho de ella. En realidad, tal y como ella recalcó, todas tienen mucho de ella, pero por la impresión que me dio su personalidad, tan fuerte y marcada, no se porqué la relaciono más con SNAKE EYES. Aunque ya veré. Las leeré todas 😍 

Aunque ya se lo dije en persona, le vuelvo a agradecer que quisiera contactar conmigo y regalarme en papel sus novelas publicadas en Amazon. Fue todo un detallazo.

¿QUERÉIS SABER MÁS SOBRE SCARLETT?

Podéis entrar en su página web http://scarlettvanveen.com/ y curiosear un poco acerca de ella y sobre sus libros.

¡Este verano la vuelvo a ver para hacerla una entrevista! Así que no la perdáis mucho de vista. Volveré con más de ella: reseñas, entrevistas, alguna lc... Lo dejo caer.

¡Besitos!

Reseña #50: Una Antorcha en las Tinieblas - Sabaa Tahir


La mayoría de las personas no son más que destellos en la inmensa oscuridad del tiempo. Pero tú no eres una chispa que se consume en un instante. 
Tú eres una antorcha en las tinieblas... 
Si te atreves a arder. 

Tras el desenlace de la cuarta prueba, Laia y Elías se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejército de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia, cuyos conocimientos sobre el acero sérrico son la clave para el futuro de los académicos. Pero Darin se encuentra encerrado en la prisión de Kauf, la más inexpugnable y peligrosa de todo el imperio. A pesar del riesgo que supone, Laia está decidida a liberar a su hermano y Elias resuelto a seguir a su lado, aunque ello suponga renunciar a su propia libertad. 

Juntos tendrán que luchar a cada paso para llegar a su destino y burlar a todos sus enemigos: el cruel Comandante, los soldados del Imperio, el sádico guardián de Kauf, y sobre todo, a Helene Aquilla, sometida a la voluntad de Marcus, el retorcido nuevo líder del Imperio. La que una vez fue amiga y compañera tendrá que hacer frente a una misión tan clara como indeseada: encontrar al traidor Elias Veturius y a su compañera... y matarlos a los dos.


Solo puedo decir una única cosa de la segunda parte de Una Llama entre Cenizas, y es que es apasionante. Totalmente sublime. Me atrevo a decir que es incluso mejor que la primera parte.

¡AVISO! Aunque no quiera, es irremediable decir spoilers en esta reseña, porque este libro es una continuación del final de la primera parte, así que si no la has leído todavía y tienes intención de hacerlo, no leas la reseña. Avisado quedas.

La novela comienza justo cuando Laia y Elias escapan de las zarpas de la comandante con un objetivo: viajar a la prisión de Kauf y rescatar al hermano de Laia para salvar a los académicos del Imperio.

No se vosotros, pero cuando Veturius fue proclamado traidor del imperio y Marcus Farrar emperador del mismo, el corazón me dio un vuelco considerable. No paraba de pensar en el pobre Elias. Y en Helene, su compañera de armas, ahora proclamada verdugo de sangre, segunda al mando del imperio. Pobre también ella. Tener que ir a la caza de su mejor amigo y que encima sea su primera misión como verdugo no la ayuda mucho.

En Una Antorcha en las Tinieblas la acción se duplica por cien. Redadas, matanzas...sangre y más sangre manchan sus páginas con peligrosa precisión. Mientras iba leyendo, me daba cuenta que cada cosa, por insignificante que fuera, tenía un gran valor después para desentrañar todos los misterios en las últimas páginas. Y, lo admito, Sabaa me ha engañado en un par de veces, con todos sus acertijos y sus intrigas.

El mundo de ahora en el que viven nuestros protagonistas es la peor versión de sí mismo. Bueno...en el primer libro ya era una mala versión, pero ahora mucho más. Las pruebas, todas las muertes y todo el sufrimiento pesan sobre todos los personajes, de una manera o de otra... con más intensidad o menos intensidad. Marcus está loco. Eso es lo que piensan todas las personas congregadas a su al rededor, pero a mi parecer es el personaje más triste entre todos. Con una oscuridad y una violencia infinita. Con Zak, su hermano, era una persona más relajada, pero ahora sin él, es un monstruo, un hombre que se aferra con uñas y dientes al trono.

Laia experimenta también un gran cambio. Ya no es la joven temblorosa que se enfrentaba a la comandante en Risco Negro. Ahora es más fuerte gracias a Elias, el máscara que conoció mientras ella aparentaba ser una esclava para su madre, la comandante. Ahora está determinada a encontrar a su hermano. Hará lo que sea para sacarle de las garras del Alcaide Sisellius, de Kauf, incluso adentrarse en la temida cárcel.

En esta parte, Elias pasa de ser el candidato con más probabilidades de convertirse en emperador a ser un traidor buscado por todo el desierto.

La trama se retuerce. La comandante es una alimaña con un plan infalible: el portador de la noche. Un plan que lleva a cabo y que por el camino extermina casi a la totalidad de la población académica. Las ciudades han ardido. Los ejércitos están a tiro de cañón.

Y todo lo que conocía y respetaba Helene cae en picado. Sus creencias. Sus esperanzas. Todo.

Un aspecto que me ha parecido algo pesado, pero que a la vez me ha encantado es esa triple visión que tenemos los lectores entre Helene, Laia y Elias. Cada capitulo se alternaba y estaba narrado desde el punto de vista de cada uno de ellos, contado desde primera persona: la situación y la presión que sentía Helene respecto al peligro inminente que corría su familia en manos de Marcus, la perseverancia de Laia y el sufrimiento interno de Elias y sus encontronazos con la Atrapaalmas.


Amor. Familia. Libertad. Poder. Cuatro poderosos pilares que sostienen esta magnífica segunda entrega. Yo que tú volaría a leerme esta saga lo antes posible 😉

Reseña #49: Una llama entre cenizas - Sabaa Tahir


En un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua, el precio de la desobediencia es la muerte. Laia y su familia sobreviven en los callejones más pobres, sin cuestionar el orden establecido. Han visto lo que les pasa a quienes se atreven a desafiarlo.

Cuando encarcelen a su hermano por traición, Laia se verá obligada a acudir a la resistencia. A cambio de su ayuda, deberá espiar para ellos en la Academia Militar. Allí conocerá a Elias, el soldado más prometedor del Imperio y también su mayor opositor.

 Laia es esclava, Elias es soldado. Ninguno de los dos es libre. Solo uniendo sus destinos podrían cambiar el de todos.


Hacía ya varias semanas que no escribía algo para el blog. Los exámenes ordinarios de la universidad me tenían eclipsada hasta tal punto que me olvidé por completo hasta de montar reseñas que tengo pendientes por subir. No sabéis que desesperación.

Entre medias de torres interminables de apuntes y horas y horas sentada en una silla de la biblioteca, he tenido la suerte de leer Una Llama entre Cenizas de Sabaa Tahir. Y digo suerte, porque me ha parecido todo un gustazo arañar algunas de sus páginas mientras iba y venía en el trayecto del autobús. Ya sabéis, esa media hora larga que tengo.

En esta ocasión, nos encontramos con una novela que, si bien está ambientada en un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua, las personas están marcadas desde su nacimiento: Académicos o Marciales. Los marciales, antaño un pueblo tribal de las montañas, se ha convertido en los conquistadores del pueblo académico.

Esta novela desprende olor a sangre y a muerte. La protagonista femenina, Laia, es una chica académica que se deja llevar por sus impulsos; por unos sentimientos que la corroen por dentro haciéndola sentir culpa y desprecio por ella misma. Cuando unos máscaras se llevan a su hermano por traición y queman el único lugar al que ha podido llamar hogar, esos sentimientos florecen en ella. La culpa por dejar que se llevaran a su hermano hace que decida buscarle. Ir tras él. Sacarle de entre las garras de aquel despiadado pueblo. Una idea que la obsesiona. Darin es lo único que le queda, pues el resto de su familia ha muerto en manos de los marciales.

Sabaa Tahir nos sumerge en un mundo dominado por el odio, donde o matas o te matan. Un mundo místico, al pie del calor sofocante del desierto. Un escenario exótico a mi parecer.

Nos encontramos con los augur, seres milenarios incapaces de sucumbir al tiempo; genios malvados; criaturas que existen desde el principio de los tiempos, las cuales albergan el conocimiento ansiado por los seres humanos.

Algunos personajes, como Elias Venturius no creen en su existencia. En cambio, su amiga Hel sí. Ambos son estudiantes de último curso de Risco Negro, la Academia Militar donde entrenan a los máscaras para que sean despiadados y mortíferos.

Laia cree que todos los máscaras son iguales. El metal se adhiere a la piel de sus rostros hasta que termina formando parte de ellos. Pero Elias no es así. No quiere el tipo de vida que le espera después de graduarse. Él se quita la máscara cada vez que tiene algo de privacidad. La odia a muerte.

Y Laia se llevará una gran sorpresa con el hijo de la comandante.

Es una novela que he devorado en poco tiempo, dentro de lo que cabe. Con un ritmo trepidante, la novela te va envolviendo poco a poco a medida que avanzas a lectura. Es un no parar. La magia, la épica y la tensión romántica se funden en uno solo, creando una narración de la que difícilmente podrás desengancharte.